Finalmente este lunes comenzará el juicio por abusos contra el cura Ilarraz

El Tribunal conformado por Alicia Vivian, Carolina Catagno y Gustavo Pimentel comenzará este lunes, desde las 9 y a puertas cerradas, a juzgar por abuso y corrupción de menores al cura Justo José Ilarraz. Serán 75 las personas que brindarán su testimonio entre las que se encuentran 24 sacerdotes, cuatro ex sacerdotes y cuatro obispos. Entre las autoridades de la Iglesia que brindarán su testimonio por escrito figuran los arzobispos eméritos de Paraná, Estanislao Esteban Karlic y Mario Luis Maulión, y el actual arzobispo de la capital provincial, Juan Alberto Puiggari. El 7 y 8 de mayo serán los alegatos de las partes. Ilarraz se encuentra procesado por siete denuncias de abuso y corrupción de niñas, niños y adolescentes, mientras se desarrolló como prefecto de disciplina en el Seminario Arquidiocesano de Paraná entre 1985 y 1993. La causa penal se abrió de oficio en septiembre de 2012, luego de la publicación del caso en la Revista ANÁLISIS. Seis años después del comienzo de la instrucción penal y tras infinidad de dilaciones por parte de la defensa, Ilarraz estará en el banquillo de los acusados.
La investigación periodística de Daniel Enz en la Revista ANÁLISISdenunció el 13 de septiembre de 2012 que “por lo menos 50 chicos de entre 12 y 14 años, quienes recién empezaban su carrera religiosa, fueron violados entre 1984 y 1992 por el entonces prefecto Justo José Ilarraz, oriundo de la capital entrerriana”.

Y continuaba: “En el ’93 se inició un Juicio Diocesano, donde declararon innumerables jóvenes, que reconocieron las perversidades que les hacía el sacerdote cuando eran apenas niños, pero optaron por ocultarlo. En esto último tuvieron responsabilidades el entonces arzobispo Estanislao Esteban Karlic, al igual que el actual titular, Juan Alberto Puiggari, quien fuera prefecto del Seminario Mayor del establecimiento en esos años. Como castigo, el cura pedófilo fue enviado al Vaticano durante un año. En los últimos tiempos, un grupo de curas, al igual que víctimas y ex seminaristas le reclamaron la expulsión de la Iglesia de Ilarraz -quien cumple funciones en una Parroquia de Monteros (Tucumán)- y la denuncia judicial, pero jamás hubo respuestas”.

“Ninguno tenía más de 12, 13 o 14 años. Eran casi niños. Con cada uno de ellos hizo lo mismo entre 1984 y 1992. Los acariciaba, los bañaba, los besaba en la boca, los masturbaba, los penetraba. Los descubría sexualmente y los condicionaba. Eso que sucedía entre las cuatro paredes de su habitación privada del Seminario o en el baño, no se tenía que enterar nadie. Si alguien traicionaba ese pacto perverso de confidencialidad la iba a pasar mal. Iba a empezar la hora de las represalias y se acababan los privilegios: los caramelos, los chocolatines, la buena comida, la tv o las películas en video que por las noches podían ver en esa habitación, sin pasar frío ni angustias por el cariño interminable del prefecto religioso. “Ustedes deben saber que ahora, nuestra amistad es más grande. A mayor confianza, mayor es el amor y la amistad”, repetía el cura abusador todas las noches.

“Por cada año, casi siempre los elegidos eran cerca de 10. Los cálculos más acotados indican que por lo menos unos 50 chicos fueron abusados en esa década; las estadísticas mayores hablan de cerca de 80. Casi todos los jóvenes eran de la zona de Paraná Campaña, provenientes de familias de campesinos, donde la vocación religiosa suele ser más fuerte. “Siempre existió una relación muy particular entre las familias de la gente de campo de toda esta región con el Seminario de Paraná. Ellos colaboran mucho con la Iglesia y cuando traen a sus hijos, apenas saliendo de la niñez, saben que los dejan en manos de Dios y que de allí saldrán religiosos hechos y derechos, de los que siempre se sentirán orgullosos”, indicó a ANÁLISIS uno de los religiosos.

Lo que nunca midieron fue que allí dentro, en medio de tanta gente con deseos de hacer cosas buenas por la Iglesia y la sociedad, existía un depravado y con cierto poder en ese ámbito”.

Tras estas revelaciones, la Justicia inició de oficio una investigación tras la orden del procurador General de la provincia, Jorge García, que concluyó con siete denuncias por abuso y corrupción de menores contra Ilarraz. La pesquisa duró cuatro años y logró acumular prueba que se plasma en unos 12 pesados cuerpos de expedientes. El 17 de agosto de 2016, el juez Pablo Zoff elevó a juicio el caso Ilarraz.

Luego de idas y vueltas, suspensiones y retrasos del Poder Judicial, este lunes 16 de abril desde las 9 será tiempo de esta instancia judicial histórica. Las audiencias se extenderán durante los días 16, 17, 23, 24, 25 y 26 de abril, y 3, 4, 7, 8 y 9 de mayo. En tanto, los días 10 y 11 de mayo serán los alegatos de las partes.

En los Tribunales de Paraná se espera el testimonio de los últimos tres arzobispos: Estanislao Karlic, Mario Maulión y Juan Alberto Puiggari, quienes ya pidieron ampararse en sus fueros, y declarar por escrito. De ese modo, buscan evitar el escarnio de ir a la sala de audiencias N° 1 del Poder Judicial entrerriano. En 2014 ya escogieron ese camino cuando tuvieron que declarar en la etapa de instrucción de la causa.

También está citado como testigo el obispo de Concepción, Tucumán, José María Rossi, último superior de Ilarraz. Sucede que luego de ser investigado por Karlic, en 1995, y concluido un proceso sumarísimo, en 1996 le aplicaron la sanción del destierro. Entonces buscó cobijo en la provincia norteña: en 2004, el arzobispo emérito Mario Maulión le otorgó la excardinación, y allá quedó, hasta que fue suspendido en 2012.

También prestarán testimonio en la causa 26 sacerdotes y cuatro ex sacerdotes.

El proceso se iniciará en la sala N° 1 del edificio de Tribunales, con la declaración de tres de las siete víctimas que denunciaron al cura por los abusos en el Seminario; al día siguiente, martes 17, se espera la presencia de las otras cuatro.

En el banquillo estará sentado el cura Ilarraz, asistido por su abogado, el tucumano Jorge Muñoz. Del otro lado, los siete querellantes de la causa Ilarraz: Victoria y Santiago Halle, Lisandro Amavet, Marcos Rodríguez Allende, Walter Rolandelli, Milton Urrutia y su socia, María Alejandra Pérez.

Por el Ministerio Público Fiscal, la acusación estará a cargo de los fiscales Álvaro Piérola y Juan Francisco Ramírez Montrull.

El sacerdote y su defensa están expectantes respecto del pedido de prescripción de la causa que está a resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que aún no se ha pronunciado. “Estamos revisando en la página de la Corte, tiene movimiento la causa, pero hasta el momento no se ha emitido ninguna resolución”, afirmó el fiscal. Enseguida destacó: “Tenemos ya el dictamen de la Procuración de la Nación que aconseja el rechazo del recurso”.

Nómina de testigos

16 de abril
1.- HRR
2.- DHS
3.- LFPS

17 de abril
1.- DAC
2.- MCMH
3.- JAR
4.- IAA

23 de abril
1.- Diego Ariel Rausch, sacerdote
2.- David Hergenreder, sacerdote
3.- Norberto Agustín Hertel, sacerdote
4.- Leonardo Javier Tovar, sacerdote
5.- José Francisco Dumoulin, exsacerdote
6.- Osiris Daniel Agustín Ponce, sacerdote
24 de abril
1.- Carmen Angélica Muñoz
2.- Luis Alberto Bianchi, exsacerdote
3.- José Alberto Carlos Barreto, sacerdote
4.- Alfredo Luis Marcelo Nicola, sacerdote
5.- Evangelina Marisa Bartoli
6.- Pablo Leonel Santilli
7.- Aurelio Gabriel Batello, sacerdote

25 de abril
1.- Leandro Daniel Bonnin, sacerdote
2.- Sebastián María Fontana
3.- Patricia Delia Beatriz Díaz
4.- Néstor José Pucheta, sacerdote
5.- Norma Angela Volpe
6.- María Julia Ferrando
7.- Walter Ricardo Wendler
8.- Gabriel Guillermo Faure

26 de abril
1.- Walter Julián Dabin
2.- Aulo Hugo Antonio Uzman
3.- Silvio Daniel Sangoy
4.- Pedro Amadeo Barzán, sacerdote
5.- Sebastián Alberto Martínez
6.- Germán Guillermo Sauer
7.-José Carlos Wenderl, exsacerdote
8.- Gustavo Javier Mendoza, exsacerdote

3 de mayo
1.-Damián Enrique Stman
2.-Eduardo Rafael Jacob, sacerdote
3.- Víctor Hugo Piedrabuena
4.-Oscar Daniel Dupuy
5.- Alejandro Pablo Revilla
6.- Sergio Fabián Hergenreder
7.- Ramón Estanislao Zaata
8.- Javier Eduardo Balcar

4 de mayo
1.- Alfonso Gabriel Dittler, sacerdote
2.- José Vicente Falcón, sacerdote
3.- Marcelo Fabián Gustavo Charles
4.- José Luis Retamar
5.- José Eduardo Balcar
6.- Mario Orlando Olivera, sacerdote
7.- Silvio José Fariña, sacerdote
8.- Mario Javier Gervasoni, sacerdote
7 de mayo
Inspección judicial al Seminario, a las 8.30 horas

Desde las 16.30 horas, declaran:
1.- Raúl Gustavo Wendler
2.- Alfonso Vicente Frank, sacerdote
3.- Hernán Héctor Ramón Quijano Guesalaga, sacerdote

8 de mayo
1.- Joseph Charle André Gauthier, sacerdote
2.- Luis Alberto Jacob, sacerdote
3.- Jorge José Lorenzo Bonin, sacerdote
4.- Mario José Taborda, sacerdote
5.- Licencia Yolanda Weiss
6.- Martin Perotti

9 de mayo
1.- María Zelmira Barbagelata Xavier
2.- María Eugenia Londero
3.- José María Rossi, obispo de Concepción, Tucumán
4.- Liliana Dalmira González
5.- Elizabeth Fátima del Valle Cabrera
6.- Roxana Patricia Lescano
7.- Luis Alfredo Anaya, sacerdote
8.- Estanislao Esteban Karlic, cardenal, arzobispo emérito de Paraná
9.- Juan Alberto Puiggari, arzobispo de Paraná
10.- Mario Luis Maulión, arzobispo emérito de Paraná.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *