Concluyó la investigación penal preparatoria y Canosa quedó cerca del juicio oral en la causa Sidecreer

El ex titular del Sistema de Crédito de Entre Ríos (Sidecreer) y actual asesor legal de la Cámara de Diputados, Juan José Canosa, será llevado al banquillo de los acusados en una causa en la que está imputado por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública y en la que se le podría sumar la figura penal de enriquecimiento ilícito. Los fiscales Santiago Brugo y Juan Malvasio concluyeron la investigación penal preparatoria y trabajan en el escrito formal para requerir la elevación de la causa a juicio. “La causa está cerrada para elevar a juicio”, confirmó una fuente judicial con acceso al voluminoso expediente sobre negociaciones incompatibles en la que se investigó a Canosa y familiares.Entre Ríos Ahora supo que el requerimiento de elevación de la causa a juicio, según lo establece el artículo Nº 402 del Código Procesal Penal, será presentado a fines de mayo o principios de junio. Pero no sólo el ex funcionario y actual asesor de la Cámara Baja que preside el ex gobernador Sergio Urribarri, será llevado al banquillo de acusados, sino también algunos de sus familiares que también fueron imputados como partícipes en los negocios que realizó Canosa cuando estuvo al frente de Sidecreer, entre 2009 y 2015.

En la causa por negociaciones incompatibles, además de Juan José Canosa, están imputados como partícipes necesarios su hermano Carlos Canosa; la suegra de éste, Mirta Gueler; su cuñada Alicia Cuestas; la cuñada de su hermano, María José Cuestas, y al esposo de la cuñada de su hermano, Diego Urba.

Al ex titular de Sidecreer se lo acusa de haber hecho negocios con sus familiares mientras estuvo al frente de la tarjeta estatal. Concretamente, la fiscalía cuenta con una importante cantidad de documentación en la que se observa que Canosa compró a su hermano, Carlos Alberto Canosa, a través de la suegra de éste, Mirta Graciela Gueler, indumentaria y uniformes para el personal de Sidecreer por un monto de 262.300 dólares.

También compró a su cuñada, Alicia Susana Cuestas -pareja de Carlos Alberto Canosa-; a la hermana de ésta María José Cuestas; y al esposo de esta última, Diego Aníbal Urba, a través de Excelcom SA, otros 635.000 dólares en insumos informáticos.

Mirta Gueler, suegra del hermano de Juan José Canosa, es la madre de María José y Alicia -presidenta y directora de Excelcom SA respectivamente-, y es suegra también de Diego Urba, otro integrante de la sociedad anónima, amigo de Canosa y concuñado de Carlos Alberto Canosa.

Al Ministerio Público Fiscal ya concurrieron todos los involucrados a prestar declaración indagatoria. A excepción del ex titular de la tarjeta estatal, todos los demás se abstuvieron de declarar ante los fiscales Brugo y Malvasio.

Pero Canosa no sólo tendrá que explicar esos negocios con familiares. Y es que los funcionarios judiciales también podrían sumar a Canosa la imputación por el presunto enriquecimiento ilícito. Lo que resta conocer es si lo fiscales remitirán la causa a juicio parcialmente o ampliarán la imputación a enriquecimiento ilícito y llevan a juicio a Canosa con dos causas unificadas.

Para que lo defiendan técnicamente, Canosa contrató a dos de los abogados más conocidos del foro local: el ex diputado nacional peronista y ex convencional constituyente Raúl Barrandeguy y su socio Candelario Pérez. Los letrados son los mismos que defienden a Ricardo Fabián Barreiro, también conocido como el Jardinero K, acusado de falsificación ideológica de documento público.

La investigación contra el clan Canosa se abrió a partir de una presentación que hizo en diciembre de 2016 ante el Procurador General Jorge García el senador provincial Raymundo Kisser (Cambiemos). Luego hubo una nueva presentación, pero de un grupo de diputados de Cambiemos, que pidieron investigar la hipótesis del enriquecimiento ilícito.

Enriquecimiento ilícito

Semanas atrás la jueza de Garantías de Paraná, Paola Firpo, ordenó allanar cuatro mutuales que se sospecha actuaban en Sidecreer y que podrían tener relación con el posible delito de enriquecimiento de Canosa. Como contó oportunamente Entre Ríos Ahora, los procedimientos tuvieron lugar en la Asociación Mutual Modelo, ubicada en Gualeguaychú 204; la Asociación Mutual del Personal del Club Atlético Pilar (Amcap), en calle Santa Fe 322; y Solidaridad Mutual Comunitaria de Entre Ríos, en calle Libertad 139. En esas mutuales la policía secuestró cuatro notebook, tres CPU y un revólver calibre 22. En esos allanamientos, los investigadores encontraron información que comprometerían aún más a Canosa.

...

Agregar Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *