Pediatra acusado de pornografía infantil: Bebés de 6 meses, entre las víctimas

El material fue detectado a través de un sistema de inteligencia artificial de última generación. Encontraron las 800 fotos y 70 videos. Entre las víctimas hay desde bebés de 6 meses hasta adolescentes de 14 años.Hace 6 meses que Ricardo Russo, el pediatra del Hospital Garrahan detenido por pornografía infantil, sabía que lo estaban investigando. A fines del año pasado, Gendarmería llegó a su casa en Belgrano y realizó un allanamiento en el que se incautaron dos computadoras. Entre los archivos se encontraron 800 fotos y 70 videos de pornografía infantil, según informaron este miércoles fuentes del caso. Las víctimas tienen entre 6 meses y 14 años.

La investigación por la que este martes terminó detenido Russo -que fue durante 11 años jefe del servicio de Inmunología y Reumatología del Garrahan- comenzó hace 9 meses. Un alerta llegó desde los Estados Unidos dando aviso de la circulación de imágenes y videos de pedofilia que tenían como origen computadoras radicadas en la Argentina.

El material fue detectado a través de un sistema de inteligencia artificial de última generación. “Lo usa el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC), una ONG que tiene convenio con las fuerzas de seguridad de los Estados Unidos y de las principales empresas de Internet, como Facebook y Google”, detalla comisionado general Carlos Rojas, a cargo de la dirección de Prevención e Investigación de Delitos Tecnológicos de la Ciudad, publica Clarín.

El sistema usa un algoritmo para “barrer” los servidores de estas empresas y detectar potenciales situaciones de pedofilia. Cuando eso sucede, se compila la mayor cantidad de información y se emite un alerta al país de origen, conocida como “notitia criminis”. Eso fue lo que sucedió hace 9 meses para dar comienzo a la operación “Luz de infancia III”, impulsada por las autoridades de Homeland Security de los Estados Unidos (FBI) y el Ministerio Público de la Acusación de Brasil.

Rojas explica que todo el operativo se centra en un foro de Internet -el nombre no se difundió porque la investigación sigue en curso- donde los usuarios comparten archivos a través de la plataforma P2P “E-mule”. En la práctica, es una red de computadoras que se interconecta para subir y bajar imágenes. “En mi experiencia investigando este tipo de casos, no lo hacen con fines económicos, no hay dinero de por medio; sino que lo que buscan es intercambiar material”, detalla. Y agrega que suele ser un espacio donde se trafican fotos y videos inéditos, por lo que en muchos casos quienes lo suben también lo producen.

En la Argentina el aviso fue recibido por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad. Se rastrearon 40 conexiones relacionadas con el material denunciado, en varios casos vinculados a Russo, según informaron fuentes del caso a Clarín

El 22 de noviembre, Gendarmería llevó a cabo una serie de allanamientos múltiples, en la Ciudad de Buenos Aires y otras 10 provincias. Uno de los domicilios fue el de Russo, ubicado en Belgrano, a pocas cuadras de la cancha de River. Los investigadores se llevaron dos computadoras, en las que a través de peritajes posteriores se encontraron las 800 fotos y 70 videos que ahora son parte de la causa.

Entre las víctimas hay desde bebés de 6 meses hasta adolescentes de 14 años. “Algunas de las imágenes halladas habían sido tomadas en el propio hospital”, informaron desde el Ministerio Público Fiscal. Fuentes del caso cuentan que, en las computadoras de Russo, los archivos no estaban encriptados, ni tenían ningún dispositivo de seguridad para intentar ocultarlos. El mismo día hubo operativos en Brasil, donde también se detectaron decenas de conexiones del mismo foro.

En los 6 meses posteriores al allanamiento, Russo siguió haciendo su vida normalmente. Este martes por la tarde, cuando bajó al estacionamiento del Garrahan para retirar su auto, fue sorprendido por agentes de la Policía de la Ciudad. Su detención fue solicitada por la fiscal Dupuy y ordenada por la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas 24 María Alejandra Doti. No se resistió y, según testigos del operativo, se mantuvo sereno y amable.

En el subsuelo del Garrahan se secuestraron dos pruebas que serán clave: su celular y un pen drive. “En el teléfono se encontró más material para la investigación, lo que es importante porque las imágenes había sido tomadas con ese equipo”, detalló Rojas. También había pornografía infantil en el pen drive secuestrado, confirmó. Al ser detenido el pediatra afirmó que había tomado el material “con fines médicos”. Este miércoles, ante la fiscal, se negó a declarar.

Fuentes del caso informaron que la investigación continúa y que en los próximos días podría haber nuevas detenciones vinculadas a los allanamientos realizados en noviembre. Pero explicaron que eligieron priorizar este caso porque Russo “seguía en contacto con chicos”.

El médico quedó imputado por “producción, distribución, tenencia y facilitación de pornografía infantil”, un delito que contempla penas de hasta 6 años de prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *