“Espero que el inicio del juicio no se dilate en el tiempo”, reclamó Griselda Bordeira

La exfuncionaria municipal habló con UNO desde el penal de Mujeres de Paraná, donde hace nueve meses está detenida por la causa Celis

on angustia. Con ansiedad. Con la necesidad de que se haga justicia. Así pasa los días detenida mientras espera el juicio oral y público Griselda Bordeira, la exfuncionaria municipal de Paraná presa por sus presuntas vinculaciones con la banda narco liderada por Daniel Tavi Celis.
La exsargento primero de la Policía de Entre Ríos está detenida en la única cárcel de mujeres de la provincia de Entre Ríos hace nueve meses, al igual que el concejal de Cambiemos Pablo Hernández, quien está arrestado en la Unidad Penal N°1. Ambos junto al intendente de Paraná, Sergio Fausto Varisco, y otras nueve personas están procesados por narcotráfico, en los distintos roles que les endilgan haber cumplido en el comercio de drogas, y el presunto financiamiento del mismo con fondos públicos municipales.
“Espero que el inicio del juicio no se dilate en el tiempo”, afirmó Bordeira en una entrevista telefónica con UNO. “Estoy apurada porque estoy privada de la libertad. Me quiero someter a juicio. Sigo sosteniendo la verdad. Tuvimos vinculación (por Daniel Celis), pero no tiene nada que ver con el narcotráfico. Siempre estuve a disposición de la Justicia hasta antes de que me citaran. He dicho la verdad. Yo jamás negué vínculo ni dije que no conocía a las personas que están acusadas. Siempre dije que hubo vínculo, pero ese vínculo no tiene nada que ver con la actividad delictiva que ellos supuestamente realizaban”.
Bordeira repite a cada rato de la entrevista que no tiene nada que ver con el narcotráfico. Dice estar un poco más tranquila ahora que la causa está en manos del Tribunal Oral Federal de Paraná, que será el encargado de juzgarla a ella y los otros implicados. “Hace pocos días cumplí nueve meses acá adentro. Nueve meses de mi vida. Acá está en juego la libertad. Acá (por el penal) es todo desesperanza. Hay gente que espera hace dos años y medio el juicio. Espero que no se delate en el tiempo esa instancia. Quiero que ya se sepa la verdad”, manifestó la exfuncionaria pública.
Sobre la elevación a juicio realizada por el juez federal Leandro Ríos, sostuvo que sus abogados le dijeron que son todas conjeturas. “Se dijeron tantas cosas. Que los audios son comprometedores . Que el estado de sospecha es comprometedor. Yo sostengo lo que está en el expediente. No hay un solo audio mío con las personas acusadas desde que (Daniel) Celis está preso, nunca más tomé contacto con Celis o con un allegado a Celis excepto con Luciana Lemos, que fue el último viernes de abril de 2018 en la Municipalidad de Paraná, con un relato totalmente distinto. Con una situación desesperante planteada por ella porque decía que estaba amenazada de muerte. Ella nos fue a manifestar un pedido de Celis, donde ella lo acusaba, decía que él la obligaba y la amenazaba para que nos reclame supuestos compromisos de campaña. No hay relación. Yo en mi caso cuando la allanan a Lemos, lo tomé con sorpresa. Y dije mirá qué boludos que somos”.
Si bien todavía no hay fecha de debate, UNO ya publicó que el juicio se realizará este año. Ya no quedarían recursos para dilatar el inicio del juicio. El expediente tal cual publicó UNO el viernes 1º de marzo ya está en poder del Tribunal Oral Federal, que tiene el criterio de unificar las que tienen conexidad. Por eso hay quienes creen que se haría un solo juicio a Daniel Celis, quien está implicado en la causa de la narcoavioneta, que tiene 21 procesados, y la denominada narcomunicipio. Igual eso es una especulación judicial. Hay que esperar qué resuelve el tribunal.
Incidentes en el penal
Bordeira, que está en el pabellón N° 9 de seguridad, junto a otras cinco internas, habló con UNO sobre los incidentes sucedidos el viernes en el penal. “Lo que se publicó está totalmente fuera de la realidad. Todo lo que se dijo no tiene nada que ver con lo que ocurrió. Es lo más alejado a la realidad, ya que ni siquiera ocurrió en el Pabellón N° 9 que es donde nosotras estamos alojadas, que es el de seguridad”.
Según Bordeira los incidentes se desataron en el pabellón N° 8. Allí tres internas de 11 reclamaron por un teléfono que se rompió. “No tiene nada que ver la comida. La comida no es mala en el penal. Ninguna interna se queja de la comida. Ellas tuvieron un problema con un celular. En todos los pabellones, menos en el nuestro, hay un celular provisto por el servicio penitenciario y parece que se rompió una plaqueta del teléfono y estaban reclamando. Vinieron del Servicio a decirles que estaban solucionando el problema, pero igualmente ellas empezaron. Otras internas les avisaron a las celadoras que la intención de esas tres mujeres era tomar de rehén a una penitenciaria y encerrarla”, dijo Bordeira, quien se mostró sorprendida por todas las notas periodísticas que se publicaron con datos erróneos. “Página 12 publicó que los docentes entraron al penal. No entró nadie. Eso es mentira”, sentenció.
Encerradas
Bordeira mencionó a UNO que a pesar de que se escribe mucho sobre las mujeres que están en el pabellón con ella, este grupo no participa en nada porque están encerradas durante 22 horas por día y solo se les permite salir a un patio de cuatro por cuatro entre las 14 y las 16, más unas horas extras a la noche, pero ese beneficio culmina el 21. “Nosotras estamos encerradas 22 horas por día. No tenemos contacto con el resto de la internas. Todos los que opinaron no entraron al penal. Los docentes que hablaron no saben nada. Solamente las personas que estamos acá sabemos qué pasa. Los familiares que hablaron es mentira”, dijo, y añadió: “Nosotras no participamos y no tenemos nada que ver. Estamos encerradas sin contacto con nadie. Más allá de lo que dice el director del penal, que tenemos talleres de integración, que compartimos con las internas, no es así, no compartimos nada con las demás internas. En el momento del conflicto estábamos encerradas. No hay posibilidad de que nosotras tengamos contacto con otros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *