Caída de la barranca en Diamante: Nación y provincia trabajan con el municipio y siguen las evacuaciones

El intendente de Diamante, Lénico Aranda (Cambiemos), informó este lunes a través de las redes sociales que los gobiernos nacional y provincial trabajan en conjunto con la Municipalidad de Diamante para atender la situación producida a raíz del desmoronamiento de un sector de la barranca de la localidad ubicada sobre el río Paraná. Hace algunas horas se declaró la emergencia habitacional en las zonas afectadas y se insiste con el pedido a los vecinos de evacuar sus hogares. Se pide a la población que no se acerque a la zona afectada y se informó que se reciben colaboraciones en el Cuartel de Bomberos local. En tanto, desde la provincia se informó que el gobernador Gustavo Bordet se comunicó con el intendente y dispuso profundizar la acción territorial junto a Defensa Civil, Policía, Salud, Vialidad, Bomberos y Desarrollo Social.
“Personal actuante de Defensa Civil de Diamante reportó que a las 12.30 hubo una caída de aproximadamente tres metros cuadrados frente al portón de herrería y se escucharon vibraciones. Y a las 12.40 se desplomaron 15 metros lineales aproximadamente por el ancho de la calle, respecto al 0 de la calle que tiene un desnivel de dos metros. Además, desde ese lugar se pueden observar grietas de aproximadamente 20 metros de profundidad en las cuales se escuchan ruidos y vibraciones”, informó el intendente Aranda.

Este domingo, Defensa Civil municipal declaró el estado de emergencia habitacional en Barrio Urquiza, en las inmediaciones del Centro San Roque y Cristo Pescador.

Además, se conformó un comité de crisis constituido por distintos actores de la ciudad, el cual se encuentra de manera permanente preparado ante cualquier eventualidad. Se realizan relevamientos e informes de forma continua que permiten optimizar la toma de decisiones de acuerdo al desenvolvimiento de los hechos.

En conferencia de prensa, los integrantes de Defensa Civil de Diamante solicitaron a la comunidad que deje libre las arterias para el trabajo de las fuerzas de seguridad y no se acerquen a la zona.

“Toda colaboración que se quiera realizar se concentrará en el Cuartel de Bomberos, les pedimos que no se acerquen a la zona afectada”, insistió el presidente municipal.

Trabajo provincial

Desde el gobierno provincial se informó que está colaborando con la municipalidad de Diamante ante la difícil situación que están atravesando familias diamantinas en riesgo por el potencial desmoramiento de las barrancas. El gobernador Gustavo Bordet se comunicó con el intendente de esta ciudad y dispuso profundizar la acción territorial junto a Defensa Civil, Policía, Salud, Vialidad, Bomberos y Desarrollo Social. Además, analizaron el trabajo de asistencia y prevención y evaluaron nuevas medidas conjuntas ante el posible desmoronamiento de las barrancas. Se hace imprescindible el desalojo de las familias que cuyas viviendas se ubican en la zona de riesgo.

El director de Defensa Civil, Lautaro López, comentó que, ante la situación, y desde la intervención que realizó el área el 20 de septiembre se solicitó informes respecto al relevamiento realizado por Centro de Investigación Científica y Tecnológica del Conicet, en el territorio, así como también una evaluación al coordinador técnico de Defensa Civil de la provincia, lo que derivó en una recomendación al Municipio de declarar “zona de clausura” para el tránsito peatonal y vehículos en la zona de riesgo, con el debido vallado y señalización.

Por otra parte, el secretario de Gestión del Ministerio de Desarrollo Social, Leonardo Centurión, y la titular del Copnaf, Marisa Paira, viajaron hasta Diamante para articular acciones conjuntas con el municipio y el Comité de Crisis.

Se trabaja a su vez en fortalecer la estrategia conjunta de abordaje de esta problemática, previendo que el movimiento de las barrancas continúe.

En las conclusiones y recomendaciones realizados por los doctores en Ciencias Geológicas e investigadores, Ernesto Brunetto y Javier Soffiantini, del Conicet, se precisa que “por las providencias actuales y antiguas puede afirmarse que el área de análisis es inestable desde el punto de vista de los procesos de desplome de bloques de la barranca del río Paraná”.

Asimismo, detallan que “constituye una amenaza para la infraestructura, construcciones y actividades humanas desarrolladas en un sector del parque del monumento del Cristo Pescador y aún más para un sector del Centro Educativo San Roque”.

“El nivel de amenaza de desplome de bloques en el muro exterior y habitaciones de dicho establecimiento lindando con una barranca es crítico. No es posible transitar en el área de bloques afectados por las fallas y fracturas. El área crítica comprende la faja del terreno de aproximadamente 130 metros a lo largo de la barranca y de 10 a 15 metros de ancho, paralelo a la misma”, agrega el informe técnico.

Además, “considerando la evolución reciente durante las últimas dos semanas y la velocidad de desplazamiento de los bloques sobre la superficie de la falla principal y las fallas secundarias asociadas, el desplome del bloque mayor completo puede ser inminente, probablemente desencadenado por las próximas lluvias o durante la próxima temporada de lluvias”, indica el informe realizado por Conycet.

En tanto, desde Defensa Civil se evaluó que “esta zona, promete sin aviso previo o por corridas de aguas pluviales, manifestar nuevos movimientos, que de suceder con la presencia de sus pobladores u ocasionales, nos podría ante una situación crítica y de difícil respuesta de emergencia”, concluyó el coordinador técnico de la Dirección de Defensa Civil provincial, Claudio Daydé.fuente análisis digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *