Cáceres: “Fue un acto bochornoso que ratifica la desesperación de Varisco”

El concejal David Cáceres sostuvo que lo sucedido en la sesión del Concejo Deliberante del lunes “fue un acto totalmente bochornoso que lo único que hace es ratificar la desesperación del intendente Sergio Varisco” y denunció que tanto el jefe comunal como “sus funcionarios de primer rango lo único que han tenido son actitudes y respuestas muy reaccionarias que no tienden en nada a contribuir para buscar un buen desarrollo de la gestión”. Sostuvo que “no había necesidad” de hacer lo que hicieron “porque se pueden utilizar los medios institucionales para que el intendente pueda ir y manifestar lo que crea necesario o en su defecto ir a responder preguntas”. Sostuvo que previo a la sesión “ya se notaba un clima enrarecido” y por eso “ya le habíamos avisado a la presidenta del cuerpo (Josefina Etienot) que no íbamos a convalidar estas actitudes violentas y patoteriles, es decir que irnos del recinto no fue una decisión que tomamos en el momento para dejar sin quorum la sesión y que el intendente no pudiera hablar”. Criticó que el intendente “fue al recinto a replicar lo que hizo en el comité radical con un discurso totalmente político y con una tribuna que lo único que hacen es agravar el estado de crisis que vivimos en el Estado municipal”. En ese contexto, reiteró que “el intendente debería reflexionar y tomar licencia para que la gestión pueda seguir un cauce normal mientras él transparenta esta cuestión que lo atañe personalmente”.
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Cáceres aseguró que lo ocurrido en la sesión del lunes “fue un acto totalmente bochornoso que lo único que hace es ratificar la desesperación del intendente Sergio Varisco, que tanto él como sus funcionarios de primer rango lo único que han tenido son actitudes y respuestas muy reaccionarias que no tienden en nada a contribuir para empezar a buscar un buen desarrollo de la gestión”.

“Lo de ayer no había necesidad porque se pueden utilizar los medios institucionales para que el intendente pueda ir y manifestar lo que crea necesario o en su defecto ir a responder preguntas que era lo que nosotros le pedíamos y exigíamos en un pedido de informes que íbamos a volver a presentar y que estamos presentando desde que se sucedieron los allanamientos”, definió.

Sostuvo que “previo a comenzar la sesión ya se veía un ambiente enrarecido, como en la sesión anterior donde se fueron congregando militantes afines al intendente y una gran cantidad de funcionarios” y remarcó que “muchos de los que se juntaron ayer como en la sesión anterior son funcionarios, tienen una carga institucional que agrava aún más el grado de violencia que tienen”.

Ante esto, comentó que “por eso ya le habíamos adelantado a la presidenta del cuerpo que no íbamos a naturalizar que este sea el clima de trabajo, porque tienen un grado de violencia y agravio que no ayuda en este momento de crisis institucional severa y que no tiene precedentes en la Municipalidad de Paraná”. “Fue un acto bochornoso que vivimos con mucha tristeza”, resumió.

En cuanto a la presencia del jefe comunal en el recinto, el edil explicó que “el reglamento dispone que el intendente puede concurrir a cualquier sesión y tener voz pero sin voto, pero ayer no lo había pedido formalmente con lo cual era improcedente su irrupción”. “Eso fue lo que ocurrió: irrumpió en una sesión sin previo aviso y con una tribuna que tenía un estado de excitación, con formas violentas y agresivas, especialmente contra la presidenta del cuerpo y los concejales opositores”, describió.

Criticó que los militantes varisquistas “replicaron la misma actitud que la sesión anterior donde se trató el boleto de colectivos, por eso antes de iniciar la sesión que ya le habíamos avisado a la presidenta del cuerpo que no íbamos a convalidar estas actitudes violentas y patoteriles porque que no podíamos naturalizar que ese sea el clima donde debatimos las cuestiones que le afectan a todos los ciudadanos de Paraná, es decir que irnos del recinto no fue una decisión que tomamos en el momento para dejar sin quorum la sesión y que el intendente no pudiera hablar”. También cuestionó que “Varisco pidió un diálogo informal pero no tenemos ningún interés de tener un diálogo informal con él sino que queremos un diálogo institucional”.

Agregó que “por el grado de violencia que tenía la tribuna del intendente evidentemente no era posible continuar, porque no le íbamos a poder replicar ni siquiera una pregunta”. “Transformar el recinto en un acto político para que el intendente de un discurso político no es la forma y él al hacer uso de la palabra no iba a aceptar preguntas, que era lo queríamos: interpelar al intendente con cuestiones institucionales, no políticas. Las cuestiones legales las tendrá que responder en la justicia, las cuestiones institucionales en el recinto y las políticas tratar de llevar transparencia y claridad y esto no es lo que está haciendo el Ejecutivo municipal”, criticó.

Mencionó que la propia vice intendenta Josefina “Etienot le manifiesta a Varisco que está invitado a concurrir a cualquier sesión formal para poder tener un intercambio normal con los concejal, que tenemos un montón de preguntas no de la causa judicial sino de la crisis que vive la gestión porque esto ha llevado a agravar el estado deficitario de la gestión en todos sus aspectos”.

“Evidentemente fue al recinto a replicar lo que hizo en el comité radical con un discurso totalmente político y con una tribuna que no se entiende qué solucionan con esto o qué intentan ganar porque lo único que hacen es agravar el estado de crisis que vivimos en el Estado municipal”, apuntó.

En este marco, se preguntó “cómo se sigue después de esto, y cómo sigue gobernando el intendente, porque si para poder asistir al recinto a dar explicaciones tiene que hacer este tipo de actitudes que no ayudan a poner paños fríos a la situación, imagino que también el intendente debe estar bajo un estado de estrés importante porque atraviesa una causa realmente complicada y grave”.

También inquirió respecto de “cómo sigue teniendo la confianza de los vecinos que lo votaron, y esto se ve en el día a día, porque se agravó la paralización de la prestación de los servicios mínimos, no se ven obras, está paralizada la gestión y ya ni los funcionarios nacionales como el ministro Rogelio Frigerio no vienen más”.

Finalmente, planteó que por ello “el intendente debería reflexionar y tomar licencia para que la gestión pueda seguir un cauce normal mientras el transparenta esta cuestión que lo atañe personalmente” y denunció una intromisión del Departamento Ejecutivo en el funcionamiento del Concejo Deliberante “como ya sucedió cuando quiso domesticar las opiniones de la presidenta del cuerpo reduciéndole el presupuesto en 20 millones de pesos”.

“Está claro que es una intromisión y algunos funcionarios tienen un nivel de fanatismo como se pudo ver en el secretario de Medios y Comunicación (José Escobar) como se puede ver en varios videos que demostró cuál es su forma de desempeñarse”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *